Dr. Isaí Castillo

Clínica CIPAG

Calle José Gorostiza 1129-1, Zona Río, Tijuana, B.C. México

Para información ó contacto inicial, sugerimos llamar a nuestra oficina: Lunes - Sábado 9:00 AM - 5:00 PM (hora del pacífico) Telefono desde Estados Unidos: 01152 664 683-5700 01152 664 683-5701

InicioEl TratamientoEl DoctorEl PersonalLa ClinicaLocalizaciónSuitesTestimoniosConferenciasPreg. FrecuentesPremio GOEH



Testimonios

Estamos seguros que estos testimonios le ayudarán a sentirse mejor  así como para animarse a tomar la decisión de tratar los tratamientos alternativos. Estos testimonios han sido fielmente traducidos de los textos originales.


CARY WALKER

(760) 559-6523

FAX (760) 951-5555

Victorville, CA

Aproximadamente hace 15 años, los doctores le dijeron a Cary Walker que tanto la parte superior así como inferior de su  intestino estaba invadida por el cáncer.

“Los médicos me dijeron que tendrían que intervenir quirúrgicamente o moriría en 6 meses”, dijo Walker. “También me dijeron que sólo tenía un 50% de probabilidades de sobrevivir. Les dije que no tenía dinero ni seguro para cubrir los gastos. Entonces dijeron que no podrían ayudarme.”

Un mes después, a través de unos amigos de la iglesia, Walker se enteró a cerca de los servicios del doctor Castillo.

Midiendo 6’2” de estatura y con un peso de 135 libras para entonces, Walker desesperado aceptó la proposición como último recurso. No había nada que perder: había perdido la esperanza y estaba listo para morir.

Estando ya demasiado débil para caminar por sí solo, Walker fue trasladado a la clínica por unos amigos.

De acuerdo con Walker, el doctor Castillo le preguntó: “ Quieres vivir?”

Walker contestó: “No de esta manera.” El doctor Castillo repitió la pregunta.Walker contestó afirmativamente extenuado. Comenzó a someterse  a varios tratamientos bajo el cuidado del doctor. Pasados 3 días Walker comenzó a caminar. Para los siguientes 4 meses, el había ganado ya el peso suficiente que le permitiera caminar dentro de la clínica.

Cinco meses después fue capaz de regresar al trabajo.

Un año después de su primer visita al doctor Castillo, el cáncer de Walker había prácticamente desaparecido.

“Los doctores en del hospital en Estados Unidos me dijeron que era un impostor, pues ya no presentaba los síntomas que ellos me habían diagnosticado y que habían desahuciado.” Dijo walker después de hacer una visita sorpresa a su médico.

Walker le da todo el crédito por su salud al Dr. Castillo. “El doctor en ningún momento se preocupó por el aspecto económico. Es en verdad un milagro el que yo siga vivo.”

Después de 15 años, Cary sigue libre del cáncer. Pasa gran parte de su tiempo llevando nuevos pacientes a ver al Doctor Castillo. “He visto a cientos de personas beneficiarse con los cuidados del doctor Castillo” dijo Walker.


Nicholas Rotondo

Lotus, CA

Cáncer de Próstata

Dado mi P.S.A. de 5.7, Tuve biopsias en Octubre del 2004, las cuales mostraban una lesión  Gleason 8. Mi Prostatectomía Radical fue hecha en Noviembre, en el Instituto de Cáncer Norris en la Universidad del Sur de California. Después de ser operado, fui asignado una propagación de estado 4, con ambas vesículas seminales, vejiga y nódulos linfáticos envueltos. La patología del espécimen mostró márgenes sin libertad y un tumor que permanecía en mi cuerpo. La agresividad del espécimen del tumor era de nivel Gleason 9 (en una escala de 1 a 10). Mi cirujano, un profesor en U.S.C., dijo que había hecho mas de 5000 operaciones de próstata  y que solamente había visto un solo caso mas serio que el mío. Con esta revelación, observe que mi futuro era muy incierto en el mejor de los casos.

Dados mis estudios médicos, investigue todas mis opciones disponibles  (las cuales no eran muchas) a mi grave situación. Decidí inmediatamente comenzar un régimen de supresión hormonal con la dosis Standard. Viaje a Lourdes para inmersión y rece por mi condición con mi familia.

Un amigo de mi esposa menciono que su padre había vivido mas de lo esperado con su cáncer de próstata, y había sido tratado por el Dr. Castillo. Hable con el Dr. Castillo por teléfono y fui a visitarlo a su clínica en enero del 2005. Comencé el tratamiento en Febrero del 2005 y tuve 3 tratamiento adicionales, cada vez saliendo con un espíritu renovado. Continúe siguiendo su régimen diario.

Cuando fui a ver a mi urólogo en enero del 2007, me dijo que el 50% de los hombres con un estado como el Mío morían al cabo de 2 años. No he muerto, y me siento bien. Mi urólogo me dijo "La cosa que has estado haciendo, síguela haciendo!" Mi ultimo P.S.A. fue hace una semana, y es indetectable.

Mi fundamento triangular de salud es 1) Medicina Tradicional, 2) Familia, y 3) Rezar. Ha esto he añadido 4) Dr. Castillo, y me siento mas fuerte y confiado con el en mi esquina.

Hay otra faceta en presentarse en la clínica del Dr. Castillo que es intangible. El espíritu de grupo y la amistad que es compartido por todos en la sala de espera y en la sala de tratamientos ha sido una invaluable parte de mi ayuda psicológica ante esta mortal enfermedad.

Cuando mis amigos me preguntan cuanto he pagado para ir a México, estar en un motel y comprar mis necesidades, mi respuesta es simple - "Si tu tienes cáncer metastático en su punto mas agresivo, lo mejor que puedes hacer es invertir tu dinero en tratar de mejorar tu vida."

Estoy agradecido por el amor de mi familia, mi relación con Dios y con el Dr. Castillo. Planeo regresar a Lourdes en el 2009, cuando haya sobrevivido 5 años.


Warren Hillis

(403) 532 0722

Grovedale, Alb. Canada

Se me diagnosticó artritis reumatoide en otoño de 1995. Me tomó por sorpresa empezando por mis hombros y articulaciones. Mi doctor me había recetado analgésicos y antiinflamatorios pero no solucionaban  mi problema. Me enviaron entonces con un especialista en Edmonton. Me recetó un par de inyecciones de cortisona en la rodilla y en mi hombro. Me vacunó contra la malaria para tratarla. Estuve  ocupado en eso durante dos meses, pero no funcionaba así que decidí tratar con metotrexato durante dos meses. Necesitaba hacerme exámenes de sangre cada semana para asegurarnos de que resistiría la toma de este medicamento. Algunos de los efectos secundarios se acentuaron en el hígado y de igual forma me volví anémico. No podía levantarme de la cama  por las mañanas sin la ayuda de mi esposa. A través de unos amigos míos, Glen y Marlene Paulson, que habían estado asistiendo a la clínica Castillo desde hace algunos años ya para su tratamiento de leucemia, me persuadieron de venir a México para el tratamiento de mi artritis. Estaba indeciso de viajar tan lejos porque no sabía si en verdad me resolvería el problema. Pero era tanto mi dolor que estaba listo para tratar lo que fuera. Así que en abril, 1996, acudí a la clínica Castillo. En el tratamiento de las primeras dos semanas que pasé allí no noté mucha diferencia de cómo me sentía, mas sin embargo, las pruebas en sangre mejoraron considerablemente en el transcurso de la primera semana tanto que di por sentado que las cosas marchaban como debía de ser. 

Fue casi una semana después de que regresé a casa cuando comencé a sentir la respuesta.  Ya podía trabajar en ausencia del dolor que había estado padeciendo. La hinchazón de mis articulaciones comenzó a disminuir y me sentía mucho mejor. Regresé con el doctor Castillo de nuevo para abril de 1998.  El nivel de reumatismo era bajo. Vivo prácticamente una vida normal ahora y estaré eternamente agradecida de haber llegado a este lugar para mi tratamiento.”


Talstra Kathleen

(604) 572 1140

Surrey, BC. Canada

 

“Octubre de 1995 fue la fecha en que por primera vez vine a la clínica del doctor Castillo. Padezco Síndrome de Fatiga Crónica y estoy incapacitada para hacer muchas cosas. Un día que me encontraba haciendo la limpieza tuve que descansa por hora y media!

Cada día que pasaba era mayor la necesidad, al grado de necesitar  recostarme tres o cuatro veces, cerca de una hora más cada vez. Ahora, después de 6 tratamientos (21 la primera vez y 10 cada una de las veces siguientes) me siento de maravilla. Ahora me recuesto sólo una vez por día, puedo caminar mucho más rápido y planeo empezar a hacer ejercicio para reafirmar mis músculos.”

 


Vantighem Barbara

(403) 922 5241

Sherwood Park, Alb. Canada

“Soy casada con tres hijos. Recibí una impresión muy fuerte cuando se me diagnosticó Esclerosis Múltiple. Durante los cinco años siguientes desarrollé síntomas cada vez más fuertes y más frecuentes. Dos años después , cuando decidí venir a visitar al doctor Castillo a su clínica recuperé las esperanzas, y supe que se podría lograr algo con el tratamiento adecuado.

Se me trató, y un mes más tarde, mi visión ya no fallaba tanto, mi equilibrio mejoraba y mi confusión se disipaba.

Estoy convencida de que haber venido a ver al doctor Castillo a su clínica en Tijuana me permitió continuar siendo un miembro activo de mi familia.


 
  

Christin Bowra

(928) 899-4295

Prescott Valley, AZ  USA

christin777@commspeed.net

“Que la gracia del señor esté siempre con usted.  Quiero agradecerle por darme una vida nueva. Nunca había conocido a un médico tan bondadoso y compasivo como usted.

Han pasado ya cerca de seis años desde mi segundo ataque al corazón a la edad de 44 años. Le doy gracias a Dios por aquel hombre que un día pasó por mi casa diciendo que algo le había hecho regresar a la casa de cedro que había pasado y sentía que era enviado por Dios. El no tenía idea de que yo había pasado horas en el piso, sola, sintiéndome como si un camión me hubiera arrollado, cuando sintió que debía tocar a mi puerta. Tenía los brazos y las piernas entumidas. El también era un paciente suyo. Le había estado tratando el corazón y entre él y su esposa me llevaron a su clínica en julio de 1993. Dado mi historial clínico yo me sentía escéptica. Después del cuarto tratamiento sentí como si hubiera recibido tres nuevos pulmones. Ya para el octavo tratamiento caminaba cinco millas y nadaba 16 vueltas en la alberca del International Motor Inn. Los 14 años de debilitamiento crónico de angina han llegado a su fin! Ni siguiera cargo ya con nitro en mi bolsa! Ya no padezco de dolor por la artritis en mis rodillas codos o en mi espina dorsal.

Usted ha sido el único médico en mi historia clínica al que he tenido la fortuna de poder llamar por teléfono a casi cualquier hora y que inclusive se tomaba la molestia de venirme a ver hasta mi propia casa.

Con el paso de los años, he regresado para tratamiento de una a dos veces por año. Esto ha reforzado mi sistema inmunológico. Junto con otros tratamientos  es la opinión general que ya no padezco de lupus. Mis análisis de ANA continúan siendo negativos.

Esperamos ansiosamente su visita a nuestro país para que nos platique, y esperamos que venga regularmente. Le agradezco a Dios por haberle conocido, Dr. Rubio, Dr. Fraire, y a todo su adorable y amable personal.

Le agradezco a Dios por haberlo conocido a usted, Dr. Castillo, y por el señor que acudió en mi auxilio y deseo que Dios los bendiga a todos.”



 
Janet Stoerman

Aguanga, CA

  Agosto, 2000

 Tengo 74 años de edad y padecía una artritis severa en mis rodillas. Antes de saber acerca de la clínica Castillo se me habían reemplazado ya las dos rodillas. Aunque el reemplazo elimina la osteoartritis, la inflamación causada por la artritis reumatoide era grave junto con otros síntomas muy dolorosos. Los tratamientos del Dr. Castillo me hicieron posible  vivir  una vida  normal y más aún poder disfrutarla. Al mismo tiempo, los tratamientos bajaron el colesterol 40 unidades y mi presión sanguínea se normalizó por  primera vez en años.




 
 
Anton Stoerman

Aguanga, CA

 

Se me diagnosticó cáncer en la próstata en mayo de 1999. Nuestro médico familiar y los oncólogos nos sugirieron remover quirúrgicamente la próstata. Amigos nuestros nos sugirieron varios procedimientos de radiación, incluyendo rayos protónicos EXTERNAL BEAM y SEEDING, así como quimioterapia. Mi esposa y yo los investigamos todos, pero encontramos muy pocos clientes satisfechos. Muchos de ellos decían que su tratamiento no había sido exitoso y que habían terminado con resultados severos y no deseados. Un oncólogo nos dijo que un 50% de los rayos dirigidos a la próstata probablemente dañaría los alrededores, tales como el colon y la vejiga, requiriendo procedimientos posteriores. Un miembro de la familia al cual ya le habían practicado cirugía, descubrió que el cáncer había regresado después de nueve meses. Sentimos que debía haber una mejor alternativa.

Durante la investigación, oímos hablar a cerca del Dr. Castillo Ramos en Tijuana, México. Estábamos escépticos, pero hicimos una cita con él. De cualquier modo, lo que nos dijo parecía tener sentido. Su programa “no invasivo”, sin cirugías ni radiaciones ni quimioterapia, tan sólo medicamento natural o suplementos de comida combinado con una dieta adecuada. Su método está orientado a fortalecer el cuerpo para que pueda combatir el cáncer! Estoy orgullosa de decirles que su método sí funciona. Cuando comencé con el tratamiento hace un año, la lectura de mi PSA (el mayor indicador de cáncer de próstata) era de 7.3. Hoy es de 0.4. Más aún, mi próstata es mucho más pequeña y no hay indicadores de nódulos cancerosos. Aunado a esto, el nivel de colesterol y la presión sanguínea son mucho más bajos.

 A lo largo de este año de tratamientos, mi esposa y yo nos comunicábamos seguido con el doctor Castillo. Es muy paciente y un gran médico. Se toma el tiempo suficiente para examinar y explicarle a sus pacientes. Su clínica es impecable y su equipo, competente.

Estamos muy satisfechos de haber escogido su programa y exhortamos a todos aquellos con un problema similar a que hablen con él, preferentemente antes de tomar cualquier decisión.

 



 
Larry Anderson

(780) 568 3063

Sexsmith, Alberta, Canada

Diciembre 1, 1999

En 1995, después de un accidente automovilístico se me diagnosticó cáncer en el riñón. Un riñón tenía una protuberancia del tamaño de un huevo. Me operaron y se me removió. Los doctores me aseguraron que habían extirpado todo el cáncer con la operación. No recibí quimioterapia ni radiación después de esto.

Se me citaba cada seis meses en la clínica de cáncer para que se me practicaran los rayos X en el pecho. Yo sabía que el cáncer de riñón se expandía a los pulmones.

En 1999 decidí acudir con un médico general. El doctor que estaba siguiendo mi caso me practicó un CAT SCAN. Entonces encontró una mancha en mi páncreas, el cual ya tenía un período de tres meses. Realicé cinco viajes al hospital de la universidad en Edmonton.

Entre consultas, angiogramas, biopsias, rayos X decidí que se me debía practicar una cirugía exploratoria. El cirujano encontró que tenía siete nódulos en el páncreas. Removió los más grandes, uno del tamaño de una moneda de diez centavos y dejó resto. 

Estuve en el hospital por ocho días. Después de consultar una clínica de cáncer en Edmonton me dijeron que habría que operar. Mi médico de cabecera me aseguró que mi calidad de vida no sería muy buena de serme removido el páncreas. Me volvería diabético y tendría que tomar enzimas para digerir la comida.

Escogí entonces la ruta alternativa a México con el Dr. Castillo en 1998.

Tomé tratamientos en la clínica y regresé a casa para continuar con el tratamiento. Todavía puedo operar una granja considerablemente grande y me he estado sintiendo muy bien.

En noviembre de 1999, regresé a la clínica para continuar con el tratamiento y para chequeo médico.

Al cuidado  y tratamientos del doctor Castillo y su comitiva atribuyo mi bienestar.

Estoy dispuesta a compartir mi historia con cualquiera que necesite de mi ayuda.

 

 



 
Thelma Hofer

(204) 476 3646

Neepawa, Manitoba, Canada

Padezco diabetes desde que tenía diez años y tomo insulina dos veces por día. La controlo con ejercicio y comiendo debidamente. Cuando tenía aproximadamente 22 años tuve algunos problemas relacionados con la diabetes: desmayos, mareos y cosas por el estilo. Mis doctores no podían encontrar cual era lo que estaba causando el daño así que me armé de valor y vine a ver al Dr. Castillo, del cual había oído hablar a través de un paciente quien tiene problemas similares.

El doctor Castillo me hizo algunos exámenes, luego me puso bajo tratamiento durante 21 días y tan sólo algunos días después cuando me encontraba lista para irme a casa ya me sentía mucho mejor. Gracias doctor Castillo y gracias a Dios. Tienes que creer y tener fe en él. Me pregunto dónde o en qué situación me encontraría si no lo hubiera conocido.

Desde 1995 he estado viniendo una vez por año y estoy bien, más aún, mejorando de nuevo gracias al Dr. Castillo y a Dios. Deben tener fe en el y creer como lo hago yo.

 



 
Bing Minerva

(619) 474 2685 

NATIONAL CITY, CA

 

En 1995 noté que mi salud se estaba deteriorando. Mis niveles de colesterol rodeaban lo 260. La presión sanguínea era de 140/92 y seguido tengo artritis en mis rodillas y en los dedos de los pies. Me era muy difícil hacer ejercicio y más aún, trotar una milla. Fue entonces cuando comencé a visitar a un doctor en San Diego para medicina preventiva. Tomé la prescripción por casi un año, aunque desafortunadamente sufrí un ataque cerebral masivo cuando estaba de vacaciones en la Vegas en octubre de 1996.

Después de sufrir un infarto cerebral mi vida se volvió miserable. Era peligroso que yo hiciera ejercicio o trotara. Mi cuerpo y mi cuello estaban entumidos, no podía caminar balanceadamente,  mi habla también quedó afectada y en veces la parte izquierda de mi frente palpitaba debido a la hemorragia. Experimentaba un retardo de memoria y de vez en cuando durante las conversaciones mi respuesta era lenta. Muchas otras partes de mi cuerpo fueron afectadas o no funcionaban correctamente. Con mi miserable situación de salud, aún las cosas materiales de las cuales me había hecho hacía ya algunos años representaban poco valor para mí. Fue entonces cuando me di cuenta que el amor de mi familia y mi relación con Dios eran de gran valor,  y a las cuales les había invertido muy poco tiempo cuando estaba sano. Mi vida se había convertido en una lucha por encontrar un milagro  que me devolviera la salud.

Algunasi semanas después de enfrentarme al infarto cerebral, oí hablar a cerca del Dr. Castillo y un amigo me llevó a su clínica. En mi primera visita, después del examen general, el Dr. Castillo pasó más de una hora para ordenar mi historial clínico y en la tarde se tomó todo el tiempo del mundo para explicarme los resultados. Inmediatamente empecé a tomar medicamentos y me recomendó que empezara con la terapia dos veces por semana. Muchos otros exámenes y exámenes físicos siguieron, incluyendo Tomografía Cerebral (CAT SCAN), durante mi primera semana de estancia en su clínica. El doctor Castillo fue tan competente y cuidadoso que mencionó que también habría que tratar un bloqueo parcial en mis arterias. El profesionalismo, empatía del personal, y la clínica fue de gran ayuda, yo diría que no tiene precio.

Después de dos meses de tratamiento y medicamentos, estuve asombrado de ver que los resultados de los exámenes eran  casi perfectos. Fue inclusive mejor que mi record de salud durante el entrenamiento en el “boot camp”. MI cuerpo y cuello se aflojaron, ya no estaban tiesos, podía caminar balanceadamente, podía hablar con normalidad otra vez, las palpitaciones en mi frente estaban desapareciendo, mi memoria mucho mejor y el proceso de respuesta era más rápido. Empecé a hacer ejercicio y a trotar ligeramente. En menos de un año me sentía joven y fuerte de nuevo. Estaba en condición de trotar hasta 5 millas, lo cual rompía el récord de toda mi vida. Para este entonces todavía continuaba con la terapia tan sólo dos veces al mes, comparado con dos veces por semana que lo tomaba antes.

A principios de 1999 viajé a muchos lugares de otros países y regresé a México pero por un negocio de bienes raíces por lo cual no pude venir a visitar al Dr. Castillo para consulta  durante cinco meses. Noté como mi salud se deterioraba nuevamente. Sentía como mi sistema circulatorio dejaba de trabajar adecuadamente. Mis arterias parecían estar tan endurecidas que hasta me era difícil estirarme y alcanzar los dedos de mis pies. Comencé a cansarme al hacer ejercicio y podía hacer un promedio de dos millas de trotar. Entonces comprendí que sin las consultas y los tratamientos  mi salud se estaba deteriorando.

A  mediados de 1999 regresé con el doctor Castillo para un chequeo médico  por lo menos dos veces al mes para poder mantener la salud. Ahora troto sin parar. Hoy a la edad de41 vivo en óptimas condiciones y aún sigo mejorando. Puedo verdaderamente sentir la dicha de la relación con mi familia. Pienso que el doctor Castillo y su equipo fueron como  una bendición al haber la recuperado la salud. Fue un  verdadero milagro. Gracias a todos ustedes en la clínica por proveerme un verdadero servicio. Muchas gracias y feliz nuevo milenio!


 

Rita Bjornson

(780) 926 4540 

HIGH LEVEL , ALBERTA, CANADA

Fue hace 7 años que el doctor me dijo que tenía cáncer en el paladar. Me fue removido y el doctor pensó que lo había removido todo. Supimos entonces de la clínica del doctor Castillo. Salimos para allá de inmediato. Cuando llegamos se me tomó una simple prueba de sangre. Mi índice de Cáncer era muy alto. Hoy gracias al doctor Castillo y a su angelito de la guarda, mis exámenes todos son normales y me siento de maravilla.

 Que Dios los bendiga a todos.


Moises Roman

SANTA ANA, CA    

Por medio de este testimonio quiero dar las gracias a Dios y al Dr. Castillo por haber logrado sanarme de un cáncer en el colon que yo padecía.

 

Yo fui con cierto Dr. En Santa Ana, California en el mes de Agosto del año 95 y me realizaron unos análisis en los cuales me descubrieron el cáncer y por supuesto el Dr. Me sugirió la cirugía, pero yo no acepte porque teníamos la mala experiencia de un cuñado que le habían dicho también de la operación y al operarlo tenia todo el cáncer en todo el cuerpo y le dieron solo 6 meses de vida y el murió así que yo decidí venir a consultar al Dr. Castillo y el por medio de varios tratamientos me sano y digo que estoy sano porque yo he seguido yendo a que me realicen cada año análisis con diferentes doctores acá en Santa Ana y han resultado normales. En el mes de Noviembre del 2000 me hicieron un CAT Scan, así que quiero darles las Gracias a Dios y al Dr. Castillo por ser un hombre sano y así como yo tuve la oportunidad de sanar invito a toda persona que antes de someterse a una operación consulten al Dr. Castillo o a otro Dr. pero que sea una persona responsable como lo es el Dr. Castillo, porque para mi no hay mejor Dr. que el Dr. Castillo. 

Le doy las mas sinceras gracias Dr. Castillo, por haberme sanado.

 


Harry Kruisselbrink

(250) 847 3638

SMITHERS, BC, CANADA

 

En 1990, fui diagnosticado con Waldenstrom Macroglobulinemia (WM), que es una forma de cáncer de la sangre similar a la Leucemia. El tratamiento recomendado es quimioterapia y eventualmente un trasplante de medula ósea, ambos con efectos secundarios que yo no quería padecer. Sin embargo, el tratamiento no podía empezar hasta que mi hemoglobina bajara a 100 g/l.

En tanto, una muy buena amiga mía fue diagnosticada con Leucemia y fue a la clínica del Dr. Castillo. Ella a respondido muy bien a los tratamientos administrados ahí. De hecho, ella esta tan bien que si tu la observas detenidamente , no sospecharías que ella ha padecido de Leucemia. Ella vive una vida normal. Y ella me convenció de ir a ver al Dr. Castillo.

Empezando enero del 96, fui a la clínica del Dr. castillo cinco veces. El Dr. Castillo concuerda con mi medico local que no hay cura para WM pero puede ser controlado. Como resultado de mi tratamiento y siguiendo fielmente los medicamentos prescritos, siguiendo la dieta recomendada y teniendo suficiente descanso y ejercicio, el WM se ha estabilizado. Mi hemoglobina esta mas alta que antes de los tratamientos del Dr. Castillo y mi cuenta de cáncer (llamada IgM Kappa M-peak) es mucho menor. No he tomado ningún tratamiento convencional adicional.

Me siento bien, tengo mucha energía y tengo una alta calidad de vida. Eso incluye caminatas a las montañas y  actividades normales de la vida diaria. Quiero expresar mi mas sincero agradecimiento al Dr. Castillo y a su personal y no tengo ninguna objeción en recomendar su tratamiento a cualquiera persona que quiera escuchar.


Steve Katko

Riverside, Ca

(951) 686 6363 

En Mayo de 1994 me diagnosticaron cáncer de próstata. Mi PSA era de 17.83. El 28 de Julio de 1994 tuve una biopsia; mi puntaje Gleason fue de 8. Mi doctor expreso una gran preocupación y me dijo que necesitaría cirugía para que mi próstata fuera removida; el me programo para cirugía. Le pregunte cuales eran mis opciones, y me dijo que eran cirugía, radiación y una observación adecuada. Quise tener una segunda opinión, y el me hizo una cita con el Jefe del Departamento de Urología en Káiser, en ese entonces mi HMO.

El 2 de Septiembre de 1994 fui por una segunda opinión... fui saludado por individuo mas rudo que he visto en la profesión medica, el jefe del departamento de Urología. "Por que estas aquí? Tu doctor te ha dicho lo que tienes que hacer, o el cáncer avanzara y morirás." Una actitud de... Por que me estas molestando y quitándome mi tiempo?" Entre el momento que tuve mi biopsia hasta el de la entrevista hice un poco de investigación. Así que, le pregunte al doctor varias preguntas..."Usted usa el método de Walsh para remover la próstata?" Este es un  procedimiento donde el cirujano tiene el cuidado de no cortar ninguno de los vasos sanguíneos, uno de los cuales podría dejarte impotente, y el otro incontinente. "No, tu ya no puedes tener eso, tienes cáncer en ambos nodos de la próstata." Le pregunte al doctor cuantas cirugías había hecho en una año ... Dijo que no sabía. "Me dice que no tiene contacto post-operativo con sus pacientes" le pregunte. Con eso, le dije..."Tengo dos cosas que decirle a Usted... Tenga un buen día y nos vemos, estaré aquí mucho mas tiempo que Usted!" Inmediatamente cancele mi cirugía.

Tengo que admitir que tengo un buen sistema de soporte... Mi hija y mi hijo ambos me convencieron de que yo no necesitaba la cirugía, ambos indicaron que había métodos alternativos para lidiar con la situación. Mi hija estudia Medicina Oriental Acupuntura, Shiatsu, etc., y mi hijo es un músico, artista y escritor que ha viajado por el mundo extensamente, e indico que había soluciones alternativas para mi problema; "ellos arreglarían esto diferente en Europa" Dijo. Me convencieron.

Mi jornada de alivio había comenzado... empecé con un regimiento de hierbas chinas, dieta macrobiótica, elixires, suplementos, etc. Cambie mi estilo de vida completamente eliminando lo siguiente de mi dieta ... nada de carnes rojas o grasas animales de ningún tipo, nada de azúcar refinada, ni alimentos procesados, nada de alcohol, ni bebidas carbonatadas, ni harina blanca ... Solamente comida macrobiótica que consistía básicamente de arroz café, vegetales marinos, tofu, etc. casi un menú asiático quitando los crustáceos, que están llenos de toxinas. En periodo de 5 meses perdí 45 libras, y me sentí esplendido. Sin embargo, al pasar los años mi PSA empezó a subir lentamente. Afortunadamente, tengo un amigo que persistentemente me invitaba a ver al Dr. Castillo en México. El solo hablaba cosas buenas del Dr. Castillo por lo que le había hecho por su condición cardiaca. Considerando mis pasadas experiencias, no estaba entusiasmado de ver a ningún doctor. Finalmente sucumbí a su persistencia. El hizo la cita por mi, he insistió en acompañarme a mi primer viaje... el cual hice.

En Enero del 2002 mi amigo me llevo a ver la clínica del Dr. Castillo en Tijuana, México. Los exámenes clínicos fueron tomados, y el 15 de enero del 2002 mi PSA era de 412.8. Fui  afortunado porque los exámenes indicaban que no había metástasis en el sistema linfático, o en los huesos. Era una indicación de que había hecho algo bien. Finalmente tuve la oportunidad de entrevistarme con el Dr. Castillo... me impresiono. El Dr. Castillo tomo el tiempo para explicarme en todo detalle. El es un individuo muy profesional y atento.

No pude quedarme los 21 días consecutivos de tratamiento recomendados por el Dr. Castillo. Sin embargo, pude ir a la clínica un par de días a la semana para tratamiento, y estuve determinado a hacerlo mientras mi PSA se  redujera a lo normal. Mi viaje era de 220 millas dos veces a la semana. Déjenme decirles como eran mis resultados del tratamiento a como fue pasando el tiempo....

1/15/02 ......PSA 412.8

2/15/02 ......PSA 15.4

3/16/02 ......PSA 7.2

4/22/02 ......PSA 5.8

6/17/02 ......PSA 2.0

9/25/02 ......PSA 0.7

Fui muy diligente en adherirme al protocolo señalado por el Dr. Castillo, y en un periodo corto de tiempo observe mi PSA disminuir significativamente. Los resultados hablan por si solos, que mas puedo decir.... 

Dr. Castillo ha hecho diferente mi vida. No estaría aquí, si no fuera por el. La clínica esta impecable, y los doctores, enfermeras, y personal son profesionales, amigables, eficientes y cuidadosos.  No vacilare para recomendar  a todos al Dr. Castillo.

Dr. Castillo, gracias por mi salud.


Raquel Andrade

(760) 247-7806

Apple Valley, CA

Ya son quince años desde mi experiencia con el cáncer y mi experiencia personal con el Dr. Castillo.

En el otoño de 1988 empecé a notar una gran fatiga, indigestión y dolor por acides estomacal. En enero de 1989 fui al doctor y encontró que tenia una Hernia Hiatal . Creí que el problema I se  había solucionado. Hice la dieta adecuada y dormía verticalmente. Hubo una mejoría, pero la fatiga persistía. Mi apetito era bueno pero no podía comer demasiado. Note una presión que aumentaba en mi lado derecho. 

El día de las madres de 1989 mi hija noto e hizo el comentario de que mis encías se veían anémicas. Yo no lo había notado, hasta mis uñas lucían pálidas. Hice una cita para un chequeo completo con un análisis de sangre. Mis glóbulos rojos estaban bajos y los glóbulos blancos estaban demasiado altos. La presión en mi costado derecho en ese momento era grande y mi fatiga era extrema. Ellos dijeron que estaba perdiendo sangre microscópicamente. Me dieron inmediatamente 3 pintas de sangre.

Exámenes posteriores revelaron un gran tumor. Los doctores dijeron que tenía cáncer de colon. Muy feo!. Fui a la Iglesia a pedir oración el domingo anterior a la cirugía, ese lunes siguiente. Ese domingo me dijeron en la Iglesia acerca del Dr. Castillo quien había tratado exitosamente a varias personas con medicina alternativa. De hecho, el había estado en nuestra área hablando por una estación de radio. (La respuesta de Dios a una plegaria). El amablemente accedió a verme y observar mis exámenes.  El aprobó la cirugía dado que el tumor era demasiado grande pero me requería para el siguiente día en su clínica para preñarme para la operación. (No conocía al Dr. Castillo, pero confié en la guía del Señor.) Fuimos. El checo mi sangre y tuve un tratamiento con  mega vitaminas.

Tuve mi operación y me maraville cuando las enfermeras me dijeron que había soportado la cirugía excepcionalmente bien. El oncólogo quería que empezara quimioterapia al mes siguiente de la operación. Pero, decidí seguir los consejos del Dr. Castillo! Fui a México por semanas para mis primeros 15 tratamientos.

Que experiencia, mucho que aprender. Me dieron tratamiento. El Dr. Castillo me trato muy bien. Estuve a.C. cada mes el primer año para chequeos de sangre, exámenes y tratamiento. El tuvo mucho cuidado observando mi contador de cáncer. El me tranquilizo y calmo durante el progreso hacia la salud.

Después de quince años mi contador de cáncer es normal, estoy saludable y prosperando.


María Mora

Portland, Or 

Yo llegue muy grave casi invalida y con una diabetes incontrolable pero gracias a Dios y al Dr. Castillo ahora me encuentro bien ya puedo caminar y mi diabetes esta muy controlada.

Mi invalides se debía a problemas de la columna con un dolor que me impedía mover mi pierna izquierda. Cuando llegue a California, en el aeropuerto mi hijo tuvo que solicitar una silla de ruedas, en la casa tenia que usar bordón para poder sostenerme y poder caminar.

Respecto a mi diabetes esta totalmente incontrolable, los doctores en Portland solo me aumentaban la dosis de insulina (15ml. en el día y en la noche) que debía usar para supuestamente controlar la diabetes, así fue todo por un año..

Con el tratamiento del Dr. Castillo estoy controlada totalmente de mi diabetes y mi problema de columna, no uso bordón para caminar y adiós insulina.

Gracias Dr. Castillo y personal.


Kaitlyn Lew

(416) 484 7440

Toronto, Canadá

Tenía 13 años y atendía el octavo grado cuando empecé a tener hinchazones con comezón en la parte baja de mis piernas. Siempre había sido una persona con alergias, así que mis padres y yo no le hicimos caso y creímos que era una erupción alérgica a alguna clase de detergente de ropa. Las hinchazones empezaron a ponerse peor, y la comezón era intolerable. Me rascaba hasta que las hinchazones sangraban y se infectaban. Las hinchazones empezaban en la parte baja de mis brazos, y se esparcían hasta cubrir todas mis extremidades. A un año mi cuerpo esta completamente cubierto en erupciones muy dolorosas (acuérdense de Job de la Biblia). Mi cuero cabelludo estaba cubierto con una psoriasis infectada y exudada. No podía dormir por el dolor y mi permanente estado de agotamiento. Tenía dolores de cabeza terribles, y calambres estomacales que nunca se iban.

Durante el transcurso de mi progresivo dolor. Vi alrededor de 22 doctores. Fui tratada sin éxito por dermatólogos e internistas. Y estuve envuelta en un caso estudio en St. Michael's Hospital en Toronto, Ontario (un hospital universitario) y fui observada por los dermatólogos lideres de toda Canadá. Nadie sabia lo que pasaba conmigo. 

Los Doctores continuaron adivinando, poniéndome en medicinas muy fuertes como prednisone, y dietas que consistían de arroz solamente, yo gane como 30 libras a causa del prednisone, y baje 20 libras con la dieta del arroz. Acupunturistas y Naturistas me proporcionaron con un poco de sueño, pero nada que ayudara a mi condición.

Mi madre eventualmente me diagnostico por medio de información que saco de grupos de ayuda y del Internet. Mi enfermedad se llama "prurigo nodularis", y es considerada auto inmune. Armados con esta información, visitamos al dermatólogo líder en un local caro en el Centro Medico King (un edificio bastante caro). Ella me examino, y de nuevo me dijo que no sabia de lo que estaba sufriendo. Mi madre presento sus hallazgos del Internet, y ella confirmo que mi madre estaba en lo cierto tenia prurigo nodularis. Felizmente pregunte por algunas formas de tratamiento y de como cuanto tiempo tardaría en recuperarme. Ella respondió que la quimioterapia o thalidomide eran usados en tratamientos de prueba, pero aparte de esto ella aconsejaba "que aprendiera a vivir con ello".

En este punto, siendo 15, decidí que era lo que debía de suceder. Rehusé seguir siendo un conejillo de indias por más tiempo. Mi madre y sus amigos habían visto los anuncios en una revista Canadiense llamada Alive de la clínica del Dr. Castillo, e investigamos su clínica en el Internet. Ella llamo a pacientes que se encontraban en el área de testimonios y solo escucho cosas bellas acerca de los doctores y de la clínica. La semana siguiente estábamos en un vuelo a San Diego, en ruta a México.

El personal de la clínica fue muy amigable, y por primera vez en dos años fui tratada como una persona, y no como un número con una enfermedad. Cada  doctor que vi. Fue amable y enfático, y fui diagnosticada sin decir yo una palabra. Vi a pacientes con cáncer y gente con enfermedades peligrosas que sanaban adelante de mis ojos. Estuve muy animada y eso ayudo a que mi recuperación fuera más rápida.

Los tratamientos empezaron ese día, y después de una cadena de 21 días de tratamiento, estaba durmiendo, recuperándome y feliz. Me mandaron a mi casa con muchas medicinas naturales, axial como con tratamiento medico para continuar. Retorne seis meses después con una piel clara y sin síntomas residuales. Encontré un grupo de soporte para prurigo nodularis en el Internet, y encontré que mucha gente con mi problema ha cometido suicidio del dolor y la falta de esperanza.

Tengo 18 años y estoy agradecida de tener la oportunidad de estar sana que el  Dr. Castillo me a dado. Lloro al momento que escribo esta carta de agradecimiento al Dr. Castillo, pero también como una suplica a todos los que estén sufriendo como yo lo hice de que hagan un acto de fe y vean al Dr. Castillo. El les cambiara su vida positivamente.


Felicidad Ventic

(780) 532 0409

Grande Prairie, Alberta, Canadá

Fui diagnosticada con cáncer del corazón en Junio de 1998, Tuve una mastectomía. Escuche acerca del Dr. Castillo y atendí una de sus platicas en Grande Prairie, Alberta, Canadá.

Decidí visitarlo en su clínica en Tijuana, México en Septiembre de 1999. Me sentí muy bien después de sus tratamientos. Tenía que continuar tomando todos los medicamentos  que fueron prescritos para mí. Cada año desde entonces vengo a verlo para un chequeo de salud.

Han pasado ya 3 años, Me he sentido bien, mis exámenes de sangre son normales especialmente los relacionados a células cancerosas, todo en un rango normal.

Agradezco al Dr. Castillo y su personal todas las cosas maravillosas que han hecho para ayudar a toda la gente alrededor. Y sobretodo quiero agradecer al Señor de los Cielos por guiarme durante este momento estresante.

DIOS LOS BENDIGA A TODOS!!


Anne Lauderdale

(250) 847 2506

Smithers, BC, Canadá

Por doce años me sentí muy enferma, con dolor por todos lados, y dolores de cabeza terribles. Esto me forzó a renunciar a mi trabajo de maestra de escuela que yo amaba.

Procedí a hacer todo lo que pude para ayudarme. Vi al menos cincuenta diferentes doctores y especialistas y viaje a diferentes lugares desde Vancouver hasta Ottawa y Montreal para encontrar alguna cura posible.

Naturistas, homeópatas, iridiologos, quiroprácticos, oftalmólogos, fisioterapistas, y hasta psiquiatras fueron consultados en mi búsqueda por el bienestar.

Nadie supo como ayudarme o que hacer.

Entendía que si no me ayudaban pronto, moriría seguramente. Estaba bastante asustada.

Así que contacte al Dr. Castillo y me dijo que el podía ayudarme. Inmediatamente fui a verlo a su clínica.

La diferencia entre la ayuda recibida ahí y en otros lados fue como el día y la noche. Sentí que el Dr. Castillo y su equipo trabajaban juntos y que realmente me cuidaban.

En un periodo pequeño de tiempo mi problema fue diagnosticado. Me dieron una variedad de tratamientos, apropiadamente medicados, y llevada al camino de la recuperación. Ahora me siento mucho mejor y soy capaz de llevar una vida normal por primera vez en doce años.

Hoy tengo una gran sensación de agradecimiento por la ayuda recibida y siento que sin ella no estaría viviendo mas.


Dick Groot

(250) 847 3362

Smithers, BC, Canadá

En Agosto de 1994, tuve una sensación incomoda en mis piernas, y al caminar una falta de control. Eventualmente la perdida total de control y una caída. Fui a ver al quiropráctico; me trato por 4 días y me dijo que necesitaba ayuda medica. 

Inmediatamente dije tengo que ir a México para exámenes y consejo, dado que mi esposa era tratada  en la clínica del Dr. Castillo. Fui examinado por el Dr. Castillo y dijo que debía de tener un cat-scan, en ese momento yo estaba en una silla de ruedas. El cat- scan indico que tenía una inflamación en la punta de los nervios a lo largo de mi columna espinal, y exámenes de sangre señalaron que era el resultado de un rango alto en la sedimentación, en otras palabras, un rango alto en la inflamación de mi sangre.

Estuve en mi silla de ruedas otras seis semanas, recuperándome y continuando tomando el medicamento. Cuando regrese a casa, recibí terapia en mi clínica local 4 semanas. Después de 41/2 meses, del principio a fin, volví a caminar normalmente, sin bastón, y no he tenido problemas desde entonces. Volveré a México anualmente para tratamientos y chequeo.

Considero a la clínica del Dr. Castillo como la #1 en el mundo. Agradezco al Dr. Castillo y su personal, por las buenas cosas que están haciendo, y recomiendo fuertemente que cualquiera que tenga un problema con su salud llame al Dr. Castillo.


Hennie Groot

(250) 847 3362

Smithers, BC, Canadá

En 1989 fui diagnosticada con Leucemia Linfática Crónica ( Chronic Lymphatic Leukemia) (CLL), Fui a ver al especialista y me dijo, "que no había nada que se pudiera hacer, solo podemos tratar los síntomas", Me dio de 5 a 10 años de vida.

En el verano de 1993 escuche acerca de la clínica del Dr. Castillo en México, dado que mi contador de sangre gradualmente iba para arriba, sabía que tenía que hacer algo pronto. Tome el número telefónico del Dr. Castillo y le llame. El me dijo que fuera a su clínica en México. Así que en octubre de 1993 salimos a  México.

La primera vez que entre a la clínica, y tuve una charla con el Dr. Castillo, sentí que este era el camino correcto. Después de dieta, mi contador de sangre iba hacia abajo, fue bastante animoso, y hemos sido capaces de controlarlo. Cada primavera mi esposo y yo fuimos a la clínica para 12 días de tratamientos, y para asegurarnos que sigue bajo control.

El 9 de abril del  2002, tuve un examen de sangre y resulto normal, que buenas noticias fueron. El también tiene un gran personal que te da mucho apoyo.

Quiero agradecer al Dr. Castillo y su personal por las grandes cosas que están haciendo, que Dios los bendiga y que continúen ayudando a la gente. Sobretodo quiero agradecer al Señor de los Cielos, que hizo esto posible.


Dennis Mc Larty

(780) 446 9423

Mornville, Alberta, Canadá

En un chequeo medico regular en junio del 2001, me dijeron que mi PSA era alto  (aproximadamente 6.9) y que mi nivel de azúcar en la sangre era alto. En Agosto del 2001 una biopsia fue hecha de mi próstata. El examen resulto en que yo tenía cáncer de próstata. Después de dos consultas con el especialista y con mucha contemplación decidí no seguir el procedimiento medico convencional de cirugía y radiación. 

Algunos años atrás atendí una plática del Dr. Castillo en Green Shaw, Alberta, después de escuchar al Dr. Castillo decidí que si algún DIA padecía cáncer me trasladaría a México para tratamiento.

En Octubre del 2001, Llegue a la clínica para tratamiento. El Dr. Castillo me puso en un programa de tratamiento de 16 días.

Mi segunda visita fue seis meses después; lleve a casa medicina. Con el medicamento tuve que seguir una dieta, no siempre fue fácil seguirla pero tuve que someterme a ella lo mas cercano posible.

El Dr. Castillo me puso en una dieta para mi diabetes, y expreso la importancia de tener mi azúcar en la sangre en niveles bajos.

Tengo un doctor en Canadá quien me ha estado checando que mi nivel de PSA este bajo (0375, 1.9, 0.475) y mi próstata se ha reducido a un tamaño normal.

Quiero agradecer al Dr. Castillo y su personal por su experimentado cuidado, ellos son amables y esmerados.


Rose Leach

Riverside, CA

Un año y medio atrás me fue diagnosticado dos tipos de cáncer de pecho. No quería tener cirugía después de que encontré que lo tendrían que hacer cortando abajo de mi brazo para remover los nodos linfáticos. Dado que estaba en su inicio, sentí que no era necesario. 

Me informe acerca del Dr. Castillo a través de unos parientes e inicie mis tratamientos 2 meses después del diagnostico.

El tumor esta disminuyendo y estoy bien sin radiación o cirugías.

También tengo algunas personas rezando por mí.


John Alexander

(623) 566 0524

Peoria, AZ

En Diciembre del 2003 fui con mi doctor de cabecera a mi chequeo medico anual, el descubrió que tenia un punto duro en mi próstata y dado que mi PSA era de 4.7 me mando con el urólogo. El me hizo una biopsia de ese punto duro y descubrió un tipo de cáncer de próstata muy agresivo.  Decidí ver a un doctor en UCLA para tratar de tener el mejor tratamiento. Ellos me dijeron que el mejor método era el de semillas radiactivas implantadas. Empecé a prepararme para esto e hice una cita aun cuando no estaba convencido de que eso era lo que quería hacer. 

Antes de ser citado a cirugía fui a un viaje en crucero y lo más increíble pasó. Conocí una pareja que estaba cenando en mi misma mesa. La esposa tenia un raro cáncer de la sangre y los doctores en los Estados Unidos dijeron que no se podía hacer nada, así que hicieron una investigación y fueron a ver al Dr. Castillo en donde quedaron bastante impresionados con el. En Febrero del 2004 antes de ir a UCLA empaque y fui a ver al Dr. Castillo. Cuando llegue ahí fui recibido cálidamente y encontré la oficina muy limpia y eficiente. El Dr. Rubio me dio el más completo examen físico que he tenido y empecé mis tratamientos. Después de que mis resultados de los exámenes llegaron me entreviste con el Dr. Castillo y el me educo en la dieta en la que iba a vivir por el resto de mi vida. El examen de sangre contenía diversas categorías más detallado que el que tuve en los Estados Unidos. El Dr. Castillo explico el tratamiento y lo que iba a ser requerido de mí.

Toda la gente que trabaja en la clínica es amigable y eficiente. Después de una visita de 21 días fui a casa con claras instrucciones acerca de mi dieta y medicamento. En noviembre 2004 el punto duro detectado en mi próstata era mas chico y suave, mi PSA are mucho mas bajo. Yo estoy muy contento con los resultados y continuare con lo que el Dr. Castillo me diga. Veo adelante hacia una vida larga y feliz. Llámenme si gustan. 


Hubert Isch

Bluffton, IN

Cerca de dos años atrás, Fui diagnosticado con linfoma marginal en el estado de leucemia. Mis glóbulos blancos estaban elevados aun rango alarmante y mi bazo estaba agrandado. Mi oncólogo me recomendó cirugía para remover el bazo, aunque no prometieron ningún beneficio al hacerlo.

Escuchamos acerca del Dr. Castillo de un vecino quien había tenido buenos resultados de sus tratamientos en su clínica, por lo que decidimos ir a ver al Dr. Castillo.

En Julio del 2000 mi examen de sangre señalo que mis glóbulos blancos eran  86,100, la hemoglobina había bajado a 8.9 y mis plaquetas eran 82,000.

Para  Noviembre del 2000, después de los tratamientos en julio y agosto, mí bazo era de un tamaño normal y mis glóbulos blancos habían bajado a 8,500, mi  hemoglobina era 12.2 y las plaquetas eran 125,000.

Estamos muy agradecidos con Dios que ha bendecido los esfuerzos del Dr. Castillo y personal. Estamos contentos de haber venido por ayuda.


Paulette Nickel

(780) 353 2464

Bay Tree, Alberta, Canadá

En 1995 fui diagnosticada con la enfermedad de Crohns, tuve muchos problemas debido a ello. Los doctores en Canadá me pusieron en prednisone e Imuran que son medicinas bastante fuertes que dan bastantes problemas. Tome las medicinas hasta Julio y estuve en remisión por 3 años. Entonces regrese a las medicinas otra vez y me sentí bien. En el 2000 estaba otra vez muy enferma y no quería mas medicinas. Vi un anuncio del Dr. Castillo ad en la revista Alive y mi marido telefoneo para preguntar si ayudaban con la enfermedad de Crohns. El Dr. Castillo dijo que si, así que en septiembre estaba en un avión rumbo a la clínica. Tuve éxito y me sentí maravillosa después de 21 tratamientos. En diciembre un hecho trágico me sucedió, perdí a mi marido en un accidente con carros de nieve, estaba tan triste por meses y tenia mucho estrés que todo mundo pensó que estaría de nuevo enferma, pero no. Regrese en marzo a tratamientos y sentí mi salud de vuelta. Agradezco al  Dr. Castillo por darme mi salud de regreso.


Robert Morris

(780)487 9003

Edmonton, Alberta, Canadá

Mi salud empezó a deteriorarse en el 2001, perdí el apetito, lo que me causo la perdida de 45 libras en dos meses. Un Ultrasonido fue hecho, luego una endoscopia, un cat-scan y una resonancia magnética. El diagnostico que me dieron fue de una rara forma de cáncer de hígado.

El 11 de septiembre del 2001 me realizaron una operación. Esperaban quitarme todo el cáncer del hígado pero dos terceras partes estaban cancerosos así como el conducto biliar lleno con tumores. Todo lo que pudieron hacer fue ponerme un conducto del hígado hacia el intestino grueso para deshacerse de la bilis. El cirujano y el oncólogo me advirtieron que tenía que dejar todas mis cosas en orden ya que no tendría ni radiación, ni terapia de cromo.  Me dejaron ir a mi casa y me pusieron un paliativo.

Después de que me recupere de la cirugía, mi hijo me urgió que fuera a México a la clínica del Dr. Castillo. Decía yo que no, pero hizo una reservación en el avión y una cita en la clínica.

En Noviembre del 2001, empecé tratamientos intravenosos por los próximos 20 días excepto los domingos, hubo viajes diarios a la clínica. El primer examen de sangre mostró una cuenta de cáncer de 52, después de que el tratamiento se completo la cuenta era de 19.4. En mi segunda sesión de diez tratamientos fue de 1.34. Regrese a casa con suficiente medicina, sintiéndome maravilloso y muy agradecido deI Dr. Castillo y personal por haberme dado una oportunidad de tener una vida mas prolongada.

Vine a mi chequeo en Marzo del 2004, mi examen de sangre es todavía "A" perfecto y me siento excelente.


Robert Leer

(250) 962 5124

Prince George, BC, Canadá

En 1999 mi examen anual medico revelo un PSA de 38. Una biopsia subsiguiente confirmo un cáncer de próstata grado 3 el cual, gracias a Dios, era inoperable. La única solución dada por mi urólogo fue terapia hormonal y radiación.

Afortunadamente, mi esposa descubrió un anuncio del Dr. Castillo en nuestra revista Alive, la cual recibimos en nuestra tienda de comida saludable cada mes.

Una visita a su clínica en Diciembre de ese año fue muy estimulante. El sugirió una dieta diaria con suplementos de vitaminas y minerales, la cual seguí por 4 años. En 2000 recibí 18 tratamientos. Mi peso regreso a la normalidad, estoy trabajando de tiempo completo y disfruto de un alto nivel de vida. Quiero recomendar al  Dr. Castillo a cualquiera que tenga problemas médicos.


Larry Cook

(780) 354 2760

Beaverlodge, AB, Canadá

En 1996 a los 51 años estaba en excelentes condiciones de salud habiendo vivido un estilo de vida con trabajo físico y en el campo toda mi vida, pero empecé a tener cambios corporales y dolor en los huesos de mi cadera. Esto continúo sin cambios hasta los 53 años migrando a mis rodillas. Rápidamente mis rodillas cedieron y el dolor siguió hacia mis extremidades superiores y el dolor cuando trataba de moverme era insoportable. No podía ni siquiera peinarme. No creía hasta entonces que el dolor pudiera vencerte totalmente pero aprendí rápidamente que hay un limite para el. El dolor era tan intenso que por 19 horas al DIA no me importaba si vivía o moría.

Los doctores locales estaban frustrados y debió un especialista en huesos el que finalmente me diagnostico con la enfermedad de C.C.P.D. (Calcium pyrofosate disposition). El me explico que era una enfermedad de la gente de avanzada edad (setenta y cinco o mas) sin causa conocida, y sin cura. La severidad de mi caso y mi edad era algo que en sus treinta años de experiencia no había visto. Tratamientos convencionales no me dieron resultado, y al final me pude mover muy lentamente y funcionando parcialmente tomando altas dosis de predesone,  un esteroide que a los pocos días de tomarlo comienza a mostrar todos sus negativos efectos secundarios y que con los años y las dosis que requería me iban a matar.

Escuche de un amigo que tenía problemas del corazón acerca de la clínica del Dr. Castillo. Y después de una investigación y teniendo nada que perder vine a tratamiento. Transcurridos 18 días de tratamiento tire el predesone y días mas tarde me fui a casa con una nueva vida perspectiva de vida. No solo los tratamientos me devolvieron mi salud, me salvaron la vida, la investigación de Internet me convenció de que mi padecimiento C.C.P.D. había sido disparado por una sobrecarga de toxinas causada por dos rellenos dentales de mercurio. Estos fueron removidos apropiadamente en la clínica del Dr. Castillo mientras estaba en tratamiento.

Todo trascurría bien en mi vida pero dos meses después decidí quitarme el resto de mis rellenos dentales de mercurio pero por un procedimiento incorrecto mi sistema volvió a ser contaminado y el padecimiento regreso con venganza. Tuve que regresar de rodillas a la clínica del Dr. Castillo. Catorce días de tratamiento después deje el predesone y mi salud volvió.

En el momento que escribo este testimonio 9 de mayo del 2002, he tenido el más completo chequeo y tratamiento en la clínica del Dr. Castillo. Y quitando un pequeño nivel alto de colesterol me encuentro en perfecto estado de salud y no he tenido recurrencias de C.C.P.D.

Tengo dos recomendaciones de mi experiencia con mi enfermedad. Numero uno: si tienes un padecimiento inexplicable en cualquier parte de tu cuerpo, consulta un profesional para que te examine cualquier relleno dental de mercurio que pudiera estar deteriorado. Numero dos: No pierdas ni un segundo en venir a la clínica del Dr. Castillo en México para pedir ayuda y tratamiento para cualquier problema medico que tengas. La preocupación, cuidado y tratamiento que recibes son los mejores de Norte América.

Por favor escríbeme o llámame en cualquier momento.

 


Yvette Kinsella

(780) 418 3013

Saint Albert, AB, Canada

Fue descubierto en junio de 1997 que tenia Leucemia linfática crónica CLL (Chronic Lymphocytic Leukemia). En octubre de 1999 mis glóbulos blancos habían subido a 94,000.

Me dieron quimioterapia y Prednisone, no podía comer o dormir, mi cuerpo empezó a apagarse. Los doctores me internaron en el hospital, tuve 4 ataques en la casa y uno más en el hospital, después de muchos exámenes y una resonancia magnética encontraron que tenía puntos en mi hígado. Me mandaron a casa y me dijeron que comiera bien y descansara, estaba tan débil que necesitaba una silla de ruedas. Venimos a la clínica del Dr. Castillo y me dieron 21 tratamientos, cada día mejore. Después de cuatro años estoy muy bien, gracias al  Dr. Castillo y su maravilloso personal.


JACK OSADCZUK

(403) 898 3937

JENNER, ALBERTA, CANADA 

Fui diagnosticado con cáncer  de próstata en la primavera de 2006. Mi cuenta PSA era de 24.El cirujano recomendó tratamientos de radiación. Antes de estos tratamientos, fui  inyectado con un tratamiento hormonal que bajo mi PSA. El efecto secundario del tratamiento hormonal fue severo. Después de 40 tratamientos de radiación, los cuales aparentemente fueron exitosos, encontraron que la radiación había causado algún daño a mi colón, con resultados dolorosos.

El Dr. Castillo vino a High River, Alberta, y con la recomendación de un amigo, lo conocí. El creyó que podía ayudarme con los daños de la radiación y mantener mi PSA abajo a un nivel aceptable, sin efectos secundarios. Después de mi primera visita con el Dr. Castillo en México, todo el daño y efectos secundarios fueron borrados en los primeros seis meses. Mi PSA ha estado abajo de uno los últimos 3 años. Ahora visito la clínica una vez al año para un chequeo de rutina y si son necesarios, tratamientos. Durante este  tiempo, el me ha ayudado a bajar mi colesterol, y con otros problemas asociados con mi edad.

Recomiendo a cualquiera que tenga problemas médicos, grandes o pequeños, visitar la clínica del Dr. Castillo para un chequeo. Cualquiera de los tratamientos que recibí no tienen efectos secundarios. Estoy muy agradecido con el Dr. Castillo, y con su maravilloso personal, por haberme ayudado con mis problemas por los últimos 3 años.



Marie St. Laurent

Falher, Alberta, Canada

(780) 837 3461

Mi odisea empezó hace 8 años, unas semanas después de mi trigésimo tercer aniversario - Mayo del 2000. Fui diagnosticada con cáncer de mama y había algunos nodos linfáticos inusuales en mi abdomen. Dado el hecho que las 3 hermanas de mi madre tuvieron todas cáncer de mama, una de ellas murió a los 40 en 1975, los doctores programaron cirugía lo mas pronto posible. ellos removieron 11 nodos linfáticos alrededor de la mama y encontraron que eran claros. En Abril de 2003, Fui programada para cirugía de nuevo ya que se me diagnostico cáncer de ovarios.  Después de la cirugía, la buenas noticias fueron que el cáncer no había llegado a los ovarios pero había células precancerosas en los tubos que llegan a los ovarios. Las malas noticias fueron que descubrieron que tenia la enfermedad de lymphoma-Non Hodgkins. 

En Junio de 2003, me sometieron a un examen de medula ósea y concluyeron que ya estaba en la medula ósea. El principal especialista de medula ósea de la clínica de cáncer me dijo Pretende que no sabes esta información y trata de vivir tu vida lo mejor que puedas!”  el dijo “Los tumores iniciaran a formarse en unos 3 a 5 años y hasta entonces podremos hacer algo por ti excepto tratar los tumores con radiación.”  Básicamente me dijeron que en ese punto la calidad de vida sería entrar y salir de hospitales hasta el final. No me gusto ese plan así que rece por una solución a lo que consideraba una sentencia de muerte. Un mes después, en agosto de 2003, me encontraba en un avión con mi hijo de 13 años, en ruta a Tijuana, México para ver al Dr. Castillo.  16 meses después en diciembre de 2004 tuve un serio  accidente en el que sufrí serias heridas de cuello aunque esa es otra historia. 

            Es Marzo de 2008 y mis exámenes de sangre son perfectos! Mi vida desde que voy a la clínica del Dr. Castillo ha sido una maravillosa jornada. A pesar del dolor y el stress que me causo el accidente, nunca me había sentido tan bien físicamente, mentalmente o emocionalmente.  La calidad de mi vida es mejor ahora que antes y estoy por siempre agradecida a el Dr. Castillo y su fabuloso equipo.  Podría llamar a esa clínica un pequeño lugar de milagros porque es lo que ves.  Ves a personas las cuales su vida a sido succionada de ellos por médicos porque les dijeron que fueran a su casa a morir. En ves de eso, tienen "esperanza" de nuevo.  Eso en si, es un milagro!  “Esperanza” es todo lo que tenemos para mantenernos a nosotros y a nuestros seres queridos y nadie tiene el derecho de quitárnoslo. Curarnos es definitivamente un camino y siento que cada uno tiene una ruta distinta, pero creo que el mejor lugar para iniciar es la clínica del Dr. Castillo. El es un ser humano honesto, humilde y genuino y no puedo imaginarme a alguien que vaya a su clínica sin regresar con algo valioso. Una cosa que se, es que siempre hay esperanza, así que no dejes a nadie te quite eso a ti.


FLORENCE POORMAN

(714) 925-0811

En 1991 fui diagnosticada con cáncer de útero. Después de semanas de radiología, seguida de vanos esfuerzos para soportar sus efectos, tuve una histerectomía en enero de 1992. La cirugía fue catalogada como exitosa. El cáncer había sido descubierto tempranamente.

Mi tranquilidad duro hasta abril de 1992, cuando se encontró que tenía cáncer de la vejiga. Mas cirugía continuo de nuevo, fue encontrado temprano y estuve tranquila, desafortunadamente el cáncer regreso en julio de 1992. Esto requirió otra hospitalización para  raspar y cauterizar. En este momento el cirujano me informo que este tipo de cáncer recurría 99% de las veces, aunque el me aseguro que había removido todo los restos de el. Para Noviembre de 1992, el cáncer había regresado y de nuevo una cita fue hecha con el cirujano – a la semana – para una exanimación pre hospitalaria seguida de la hospitalización al día siguiente. Por un tiempo un amigo me había platicado acerca del Dr. Castillo, Escéptica, pero desesperada hice una cita en la clínica en Tijuana. Antes del tratamiento fui examinada y me hicieron exámenes de sangre y orina los cuales confirmaron el diagnostico de cáncer. Solamente me podía quedar por semanas, así que el día que tenia que irme el examen se repitió. El examen era normal! Usted (Dr. castillo) había sugerido que mantuviera las citas de los doctores que esperaba para la siguiente semana. Así que me reporte con mi internista cuando regrese a casa. Estoy creyendo, el me mando por una repetición de los exámenes, los cuales ambos resultaron negativos. También arriesgue la cita con el cirujano. Tal como estaba previsto. el probo y probo pero no encontró nada. Me he sentido segura de la liberación de esta temida enfermedad. Han pasado dos años, durante los cuales exámenes de sangre y orina han mostrado la completa ausencia de cáncer. 


Kathy Ross

Hola a todos,

Así que todos mis resultados de mis pruebas están bien y estoy en rumbo para estar completamente sana. No hay signos de tumores en mi cuerpo. Mi hígado estaba un poco toxico así que el Dr. Castillo ha disminuido los tratamientos dramáticamente. Cuando llegue a casa estaré en la misión de dar a conocer que hay opciones disponibles. Hoy he escuchado historias de pacientes  con cáncer de mama que están en remisión total después de haber estado aquí. La mayor parte de la gente que se encuentra aquí vienen de Canadá. Hoy me encuentro agradecida y feliz. Gracias a todos por su maravilloso soporte .

Mucho amor,

Kathy


Barb Oveson

Medicine Hat, Alberta

Canada

milan@platinum.ca

En enero de 2008, a los 45 años, me avisaron que tenía cáncer de mama. Después de una cirugía selectiva, me di cuenta que el cáncer había viajado a los nodos linfáticos. Sin esperar quimioterapia o radiación, encontré al Dr. Castillo para que hiciera toda la terapia preventiva, mi primer tratamiento fue 8 semanas después de la cirugía. He completado mi cuarto tratamiento casi 2 años después y me encuentro muy bien. He mantenido una gran calidad de vida el ultimo par de años y espero tener mas. El programa del Dr. Castillo tiene todo en remisión. Continuare el programa cada año hasta que este lo suficientemente fuerte para mantenerme a mi misma.


Inez Scott

Victoria, British Columbia

Canada

250-472-1923

El 3 de Noviembre de 2006  note un pequeño nodo en mi seno derecho. Fui con el doctor y envió por una biopsia de aguja. Fue inconclusa, así que fui por una biopsia de centro. El Dr. se alisto para una operación y una posible mastectomía y radiación. No me sentí bien acerca de esto y fui al Internet a leer los testimonios de la  clínica del Dr. Castillo. Me impresiono y telefonee a Marlene Paulson de High River. Ella hablo bastante bien del Dr. Castillo y del Dr. Rubio y el maravilloso cuidado que recibió en la clínica Cipag. No había duda en mi corazón. Cuando hable con el cirujano para cancelar mi operación, el se enojo bastante, diciendo "Sabes que estas poniendo tu vida en peligro, y le dije, a los 83 años, por que no! entonces dijo "ellos no te dicen cuantas gentes mueren ahí" y si, pensé también aquí no te dicen eso mismo. Le trate de decir que mi corazón me decía que tenia que hacer esto y su respuesta fue "no estoy interesado en lo mas mínimo", fin de la conversación. Estuve tan impresionada con el amoroso cuidado de los doctores y el personal de la clínica, la limpieza y las extensivas pruebas de sangre y los resultados de las pruebas al día siguiente. Me dieron todo el tiempo para hacer mis preguntas. Estuve tres semanas y volví a casa con 3 meses de suplementos y un cambio de hábitos alimenticios. Volví por 10 días y el tumor se había reducido de 1.5 cm a 1.1 cm y estaba feliz con eso pero una de mis hijas estaba furiosa de que no tuviera una lumpectomia así que sucumbí a sus deseos y tuve una lumpectomia. Nunca tuve dolor, ni tome nada para ello. Retorne a la clínica Cipag 6 meses después y luego al año. Acabo de regresar después de un año y me siento bien y feliz. He visto milagros suceder ahí. La gente viene de todo Canadá, los Estados Unidos, Irlanda y hasta Jamaica. Los pacientes hablan con amor y admiración de el Dr. Castillo y de el Dr. Rubio y su personal. Solo tengo gratitud y admiración por las enfermeras y el personal por su cariñosa y cuidadosa clínica.


John Ellerby

 Alberta, Canada

Fui diagnosticado con cáncer de la próstata en el otoño de 2003, en ese momento me ofrecieron la opción de cirugía o radiación. Sentí que debía de tener cirugía la cual la tuve en la primavera de 2004. Había oído de la clínica del Dr. Castillo y cuando hubo algunos cambios en mis niveles de PSA decidí ir a verlo a la clínica para ver que podía ofrecerme. Fue bastante alentador en la clínica, y con mi tratamiento mi nivel de PSA ha estado a un nivel muy bajo y esta bajo control. He continuado viajando a la clínica anualmente desde el 2004 hasta el presente enero de  2010. He apreciado la calidad, el cuidado y la competencia del personal y del Dr. Castillo siempre que he estado ahí. 


KARENE GREEN

Dawson Creek, BC, Canada 

Dec 16, 2009 

En Junio de 2006, después de una colonoscopia rutinaria fui diagnosticado con cáncer de colon y una cirugía se hizo inmediatamente, Quimioterapia fue recomendada pero decidí por la clínica del Dr. Castillo en Tijuana, donde fui a su programa. Hoy me siento muy bien y sin cáncer.

JOE BELMORE

Lacombe, AB. Canada 

            Mi piel se estaba secando, mis pies pies siempre estaban helados, y no podía caminar. Mi doctor me dijo que mis arterias estaban atascadas en mis piernas y en la parte trasera de mi cuello hacia el cerebro. El me dijo que no había nada que hacer por mi. Solo ve a casa y mantente tranquilo o podía tener un infarto en cualquier momento. Así que  mi esposa y yo fuimos a México a ver al Dr. Castillo, el me dijo que si había algún flujo de sangre, el me podía ayudar. Así que en Noviembre de 1999 fuimos a México para tratamientos.

            Después de 12 tratamientos mis piernas y caderas mejoraron, podía caminar un buen rato y mis pies estaban calientes. Mi piel no estaba seca mas. Termine mis tratamientos y me sentí bien así que este año fui de nuevo a México para un chequeo y tratamientos. Fue entonces que el Dr. Castillo me dijo que fuera a casa y que no tuviera miedo de trabajar! Me sentí feliz!, bien ahora y pienso que le debo la vida al Dr. Castillo. Gracias por todo.  

JOE BELMORE


JERRY CZEMBER

Grass Valley California

(530)273-7261

CANCER DE PROSTATA

Preocupado por tener un salto en mi PSA de 2.2 a 4.5 y una disminución de energía y de peso en Julio de 2004, Fui a un examen y un ultrasonido que indicaron un tumor e inflamación de la próstata. Escogí evadir el riesgo de una biopsia ya que podía expandir el cáncer, y en vez escogí el tener un método menos invasivo en una  2a opinión por un doctor especializado en leer imágenes de ultrasonido/Power Doppler. El especialista confirmo el tumor y el tratamiento SAP confirmado.

Si era posible quería evitar cirugía y radiación, así que después de una extensa búsqueda, seguí una recomendación de una enfermera canadiense y ex paciente del Dr. Castillo.

Escogí la clínica del Dr. Castillo y ha sido una experiencia buena. Es una clínica bien dirigida, con un personal altamente energizado. Note desde el principio del tratamiento que mi energía regresaba. Ahora al año mi energía y peso están normales, mi PSA esta en 1.7, regreso a la clínica para un chequeo en un año.

Gracias Dr. Castillo y personal.  


GORDON JACKSON

APRIL 9, 2008

CANCER DE PROSTATA 

TESTIMONIO 

A la edad de 55 años fui diagnosticado con cáncer de próstata por un doctor en Estados Unidos. En ese momento Mi nivel de PSA era de 11. Tuve tratamiento de radiación y tome Lupron el cual bajo mi nivel de PSA a 1.2. Después de que el Lupron dejo de trabajar, El nivel de PSA Llego hasta 7.

Entonces comencé tratamientos y tome medicamentos del Dr. Castillo lo que bajaron my nivel PSA a 1.3, Ahora tengo 66 años y (con la excepción de los efectos secundarios de la radiación) me siento muy bien!

He estado viajando a ver al Dr. Castillo desde 2001. El me ha ayudado con otras cuestiones medicas. Personalmente siento que el Dr. Castillo es el mejor doctor que he visto y continuare visitándolo a el.


JUDY DALLAIRE

6 de Mayo de 1998

Escuche acerca de la clínica del Dr. Castillo por unos amigos que la habían visitado y habían sido tratados ahí por varios desordenes físicos. Había estado teniendo tratamientos de Lupus pero opte por seguir tratamientos médicos alternativos antes que usar medicina para tratar esta enfermedad. Mis  síntomas fueron gradualmente empeorando y decidí ir por la ayuda del Dr. Castillo. Después de 3 semanas de tratamiento en la clínica y siguiendo instrucciones/tratamiento por los siguientes 4 meses en casa, verdaderamente puedo decir que me siento mejor que en años. Mis niveles de energía están arriba,  ahora ya puedo dormir en la noche, los dolores han mejorado, mi memoria y concentración han gradualmente aumentado, mi habilidad para prevenir infecciones ha mejorado y mi salud general ha mejorado. El Dr. Castillo fue capaz de llevar mi nivel de inflamación hacia abajo considerablemente al momento que deje la clínica. Solo puedo darle las gracias por ayudarme con el tratamiento que el me dio.


ELAINE MASSEY

ESTON, SAS. CANADA

(306) 962-4519

Fui diagnosticada con linfoma de célula mixta nivel III en Junio de 1998. Sucedió al encontrarse un nodo linfático engrandecido en mi ingle y al examinarlo, mas nodos engrandecidos fueron descubiertos en mi abdomen. Fui puesta en un proceso de quimioterapia por aproximadamente 1 1/2 años. Las bolas desaparecieron al año y un nodo engrandecido apareció en mi otra ingle, todo este tiempo fui radiada y la bola desapareció. Durante viajes subsecuentes a la clínica de cáncer para chequeos de rutina, el doctor sintió un chichón en mi abdomen y quiso llevarme a quimioterapia de nuevo así que comencé tratamiento pero siempre pensando que no era lo que debía de estar haciendo, así que renuncie, Mientras tanto, mi padre había tenido artritis y había escuchado al Dr. Castillo hablar en el  Norte de Alberta. Mi padre quería verlo a el y le pregunte a mi marido si podríamos acompañarlo, así que fuimos. En la clínica decidimos tener un examen de sangre y después los tratamientos. Regrese a los seis meses, y luego a los otros seis meses, y regresamos cada año hasta hace 3 años, cuando no pude regresar hasta este año. El chichón en mi abdomen ha desaparecido lentamente y ahora quiero estar al tanto de las cosas al ir a la clínica una vez al año. El tratamiento como medida preventiva, la atmosfera de la clínica del Dr. Castillo es positiva y muchas personas han sido ayudadas por este hombre cuidadoso y su personal. Estoy muy agradecida por todo lo que ha hecho por mi.


LAVERNE TOEWS

Missoula, Mt

Celular 406-670-1818 Casa 406-644-2202

 Note algunos síntomas (al mirar hacia atrás el tiempo), en el verano de 2006; como debilidad en mi brazo izquierdo y pierna izquierda, mi pie izquierdo se volteaba en una curva o en un punto alto en el suelo, también un hormigueo en mi brazo izquierdo, También note que me adormecía mas temprano, y que me era mas difícil concentrarme en trabajo con papeles, o al tratar de enfocarme en algo tenia que pensar en ello. (Pensamientos Depresivos) también fueron un síntoma! A pesar de que es difícil darse cuenta de estas cosas al momento que están empezando a suceder de forma gradual, Me doy cuenta al mirar atrás, después de mi operación o cuando soy informada de que tenia un tumor cerebral. Aunque esto no me detuvo de mis trabajo y funciones diarias, Algunas veces me pregunto si tal vez algo no parecía funcionar correctamente al100%. Por ejemplo mi pierna izquierda se cansaría por manejar mi camioneta Dodge de 6 velocidades, (con clutch de pedal) un día estaba en la ciudad de Billings, Mt. y mi brazo hormigueo un poco mas de lo acostumbrado, recuerdo la clínica 24-7 de Billings estaba abierta a personas sin cita, así que fui ya que estaba ahí, y me dijeron que fuera lo mas rápido que pudiera, así que fui por aproximadamente 3 o 4 horas para checarme, no hubo problemas, así que me pusieron en un CAT scan y me enseñaron una imagen con mi tumor cerebral, nominado como un tumor #4 glioblastoma-multiforme, el mas agresivo en record. Estaba empujando mi lado izquierdo del cerebro  como 3/4 de pulgada causando alarma y mucha presión a mi cerebro. A pesar de que nunca tuve dolores de cabeza, estaba alarmada por el tamaño. Estaba localizado en mi lado derecho de mi cerebro. Fueron noticias alarmantes para mi! Nunca había estado en un hospital antes a menos de una leve herida, etc. Me querían operar R.O.W. Me trasladaron por aire a un calificado equipo de doctores especializados  en tumores en Seattle, Wa. mi primer operación fue en octubre 5 del 2006, salí bien. Me recupere bien, así que volví al trabajo 10 días después. Comencé sesiones de radiación y quimio al mismo tiempo por 6 semanas, fui entonces a Alberta por Navidad y Año Nuevo, regrese  para un MRI en enero de 2007. Encontraron una recurrencia o formación de costras en la misma área, tanto el consejo de tumores de Billings como de Seattle miraron  la cuestión y decidieron que era una recurrencia. Así que me preocupe! Comencé a hablar y checar otras opciones en el internet, algunas tan pronto como pude. Decidimos hacer la segunda operación y luego ir con el Dr. Castillo (Como lo requirió mi doctor en Seattle (Otra vez salí bien de la segunda operación. El doctor en Seattle quería que fuera a  quimio intensiva (Entra venosa) pues bien, no estaba yo pensando lo mismo para hacer eso, así que me fui de ahí y fui a ver al Dr. Castillo en Tijuana, México. El vio todo y pensó que podía ayudarme, rece y decidí ir adelante con mi plan de 21 días de la primera sesión, 2a. sesión 10 días 3 meses después, 3a. sesión 10 días 6 meses después, después 4a. sesión 10 días 1 año después que es la fecha de hoy 2 de Febrero de 2009, ambas 3a y 4a visita mi examen de sangre estuvo muy bien, tan bien para no molestarlo a el, examen de sangre antes de irme, he estado trabajando en mi empleo todo el tiempo de la duración de mi recuperación, 12 a14 horas al día (mucho) Yo y mis amigos hemos rezado, también tuve una determinación realmente fuerte. Daré al Dr. Castillo, Dr. Rubio y a su personal un gran abrazo gracias a todos por su gran esfuerzo y un excelente cuidado que me dieron! Usted también tiene una gran edificio para sus clientes. En este momento estoy separando mi dieta/medicamentos, en 1 año si mis exámenes resultan tan bien, estaré fuera del programa. Lo mejor para ustedes! Si tienen alguna pregunta siéntanse seguros de llamarme al teléfono celular 406-670-1818 o a mi casa 406-644-2202, vivo en el área de Missoula, Mt; dirección 45246 coyote, Tr Charlo, Mt 59824.

Post data Quisiera recomendar esta clínica a cualquiera que tenga algún problema medico! Hacen un gran trabajo!

Lo mejor en el futuro!


Karen Nielsen

Grande Prairie, Alberta

(780) 538 9948

Fui diagnosticada con cáncer de mama en Mayo de 2003, el Doctor en Grande Prairie y Edmonton me aconsejaron tener quimioterapia, cirugía y radiación. Después de leer e investigar material dado a mi por un doctor naturopatico. Estuve convencida que estos tratamientos invasivos no eran para mi. Había escuchado acerca del Dr. Castillo y el éxito que tenia tratando cáncer. Teniendo una carrera profesional en nutrición. Sabia que una nutrición adecuada podría construir y restaurar un sistema inmune debilitado. Con esto en mente tuve mis primeros tratamientos en Julio de 2003 en la clínica del Dr. Castillo, Encontré al personal de la clínica amigable y positivo. Sentí ser tratada como una persona y no como una enfermedad. Después de visitar la clínica otras 2 veces, mi cáncer (CEA) había disminuido dramáticamente y casi en rango normal. Estoy convencida de que los tratamientos que recibí han trabajado dramáticamente para reparar y restaurar mi cuerpo. Mi energía ha retornado y me siento muy bien!

Gracias al Dr. Castillo y personal.


Olga Mortlock

May Pen, Jamaica

(876) 986 9199

En Agosto de 2001, después de notar un gran bulto en mi pecho, visite mi doctor familiar en Jamaica donde vivo y he disfrutado siempre de una vida bastante activa. El realizo una Biopsia y determino que el bulto era, de hecho, canceroso. El mejor camino seria, según me dijeron, el realizar una Mastectomía.

Mi cirugía fue hecha poco tiempo después del diagnostico. Todo parecía bien por un tiempo, pero a mediados de 2004, empecé a experimentar severos dolores en el área de la cirugía así como el desarrollo de lo que parecía un tumor y estaba creciendo rápidamente. Fui de nuevo al medico, quien me informo que posiblemente se tratara de células cancerosas que se habían "escurrido" durante la cirugía ... estaba de vuelta y con ganas!

El doctor prescribió una cosa que pensé se trataba de medicamento para quimioterapia, con el cual me sentía incomoda. Resulto ser medicamento para el dolor, para que me sintiera cómoda mientras el tiempo pasaba y el cáncer tomara por completo mi cuerpo hasta el punto de decir adiós... no era una opción.

Cuando me entere que tan delicada mi condición era, mi querida hermana Pearl, una enfermera registrada muy respetada, empezó una investigación extensiva en tratamientos alternativos que pudieran salvar mi vida donde la medicina  tradicional había fallado. Encontró al Dr. Castillo en Tijuana, B.C., México. Después de que realizo los preparativos, viajamos a México para consultas en Febrero de 2005. Un extensivo examen fue realizado por el Dr. Castillo encontró que mi cáncer era mas avanzado de lo que pensábamos, ya que había viajado a mi hígado! el Dr. Castillo sintió que su régimen podría sin dudas llevarme a una mejor calidad de vida por un tiempo mas largo de tiempo. En este punto, que mas podía yo pedir?

Un tratamiento agresivo prescrito por el Dr. Castillo comenzó inmediatamente con resultados visibles en tan solo días! Ya podía caminar por mi misma y mi nivel de energía se había elevado! En 2 semanas ya estaba caminando adelante de todos! Me mantuve apegada estrictamente a mi régimen de medicamentos prescritos y a mi dieta especial cuando regrese a casa en Jamaica. Ahora que mi sistema inmune estaba reconstituyéndose, regresamos para mas tratamientos en Junio de 2005 cuando el Dr. Castillo sintió que era hora de atacar el tumor con tratamiento de radiación. Todo este tiempo conscientemente continúe mi dieta especial y el medicamento prescrito, un requisito para el éxito de mi tratamiento.

Regrese a la clínica en Febrero de 2006 para mas tratamientos así como exámenes para determinar los resultados del cuidado medico de la clínica. los resultados de l examen de sangre y del scan de huesos fueron fantásticos! No había señas de cáncer! A semanas de mi muerte a tener una vida activa en un año!

Mi mas profundo agradecimiento al Dr. Castillo, Dr. Rubio, Dra. Fraire y su personal de la clínica por su experiencia medica y su cuidado humano.


Deitra Tonyan

Apple Valley, CA

(760) 247-8947

Mi nombre es Deitra Tonya , soy originaria de Apple Valley, CA. Vine con el Dr. Castillo en Mayo de 2000. Tengo Neuralgia Trigémina y Fibromyalgia causada por un accidente de carro. Después de ir con muchos especialistas en los Estados Unidos. Ellos no pudieron ayudarme con el dolor en el que estaba; De hecho me dijeron que no había nada que hacer, tenia que vivir con el dolor y la inflamación. Cuando fui con el Dr. Castillo ellos me escucharon y pensaron que podían ayudarme. Al principio pensé que la clínica del Dr. Castillo era para pacientes con cáncer o personas con enfermedades del corazón, pero descubrí después de un tiempo que tratan casi cualquier cosa. Después de un tiempo con el tratamiento la inflamación se me quito de mi cara la cual había estado ahí por 2 años y también el dolor de la fibromyalgia casi se había ido, el tratamiento trabajo maravillosamente para quitar el dolor de la fibromyalgia. Recomiendo a la clínica del Dr. Castillo a cualquiera con cualquier condición o enfermedad. Todos en la oficina se interesan por ti.


Irene Belmore

Medicine Hat, Alberta, Canada

Fui diagnosticada con asma hace 20 años. Desde entonces he estado en diferentes tipos de medicamentos como Cortisona, Theo-Dur, e inhalador ventolina. Los últimos inhaladores que tome fueron Serevent, Flo-vent. Entonces hace un año me entere que el Dr. Castillo estaría en Medicine Hat así que mi marido y yo fuimos a verlo. Hablamos con el y dijo que podía ayudarme a limpiar mi asma. Así que en Noviembre de 1999 fuimos a verlo a México para tratamientos. Después de 2 semanas de tratamiento el Dr. Castillo dijo "Irene, trata de estar sin usar tus inhaladores. Dijo: No los tires, solamente trata de no usarlos" " Así que regresamos al motel y ya no use mis inhaladores. Y no los he usado desde entonces. Ha pasado ya un año. Me siento muy bien! Gracias Dr. Castillo.


Ron Caswell

Bracken, Sask., Canada

(306) 293 2925

En 1999 fui diagnosticado con cáncer de próstata y tuve una prostectomía radical a los 65 años de edad. Cuatro años mas tarde, tenia mi PSA elevándose por lo que mis doctores. me trataron con hormonas y otros medicamentos con efectos secundarios severos. Oí de la clínica del Dr. Castillo a través de una revista de salud y testimonios. Llegue a la clínica del Dr. Castillo en enero de 2005 y después de un completo examen físico, de sangre y rayos x me  diagnosticaron con cáncer de huesos, el tratamiento siguió inmediatamente por 21 días y al cabo de esto regrese a casa con suficiente medicina para 3 meses y una dieta que seguir.

Regrese 3 meses después para 10 tratamientos y mi cáncer estaba en remisión. Me sentía muy bien.

Regrese en enero de 2007 para tratamientos y chequeo. Estoy en excelentes condiciones de salud a los 72 años, gracias a usted Dr. Castillo y a su personal por darme mas años y mejor vida.


Sylvia Schroeder

Hace dos años y medio fui diagnosticada por mi doctor en California con cáncer pancreático. Mi hija y yerno me alentaron a ir a la clínica del Dr. Castillo donde comencé tratamiento.

Después de seguir su programa hoy estoy libre de cáncer, Tengo 85 años este ha sido una bendición para mi familia.

Estoy agradecida al Dr. Castillo y su personal por todo lo que han hecho por mi.


Theresia  Neklewicz

Florida

(561) 394 0284

Fui  diagnosticada con cáncer de ovarios los cuales habían ya metastasizado. Después de la cirugía recibí quimioterapia. Cuando los tratamientos de quimioterapia habían finalizado, todavía tenia cáncer. Mi doctor me dijo que me hiciera cargo de mis cosas, me dio un descanso de 2 meses de la quimio para reconstruir mi sangre un poco y ganar un poco de fuerza. Recibí una segunda series de quimio, donde cada vez me sentía mas débil con cada uno de ellos, recibí inyecciones para reconstruir mi sangre y los tratamientos fueron pospuestos ya que se hacían sus efectos mas débiles hasta que los tratamientos fueron completados por segunda ocasión. De nuevo me dijeron que no estaba en remisión, También me dijo mi doctor que de hoy en adelante seria monitoreada muy de cerca y que se concentraría en mi cálida de vida. Dos semanas después vi al Dr. Castillo en México y recibí sus tratamientos de cáncer.

Estoy agradecida con el doctor y el personal de la clínica del Dr. Castillo por hacerme libre de cáncer y darme de vuelta mi vida. 


ROY BENNET

BRITISH C. CANADA

(604)460-1895 

Testimonio Clínica Castillo - Noviembre 2012 

Después de tener problemas al ingerir alimentos en Agosto de 2010, Fui a ver a mi doctor y fui diagnosticado en Octubre de 2010 con cáncer de esófago. Mi doctor explico que este cáncer era realmente agresivo e inmediatamente se arreglo cita con el radiólogo, el terapista de quimio y con el cirujano. El radiólogo quería iniciar radiación lo mas pronto posible  y tratar de reducir el tamaño del cáncer para que el cirujano pudiera removerlo. A la cirugía le seguirían una serie de terapias de quimio. Me reuní con el cirujano y me explico que debido a la localización y tipo de cáncer, el removería completamente mi esófago y movería mi estomago cerca de mi garganta. La recuperación a un estado semi-normal de vida tomaría cerca de 18 meses y con un grado razonable de probabilidad de que el cáncer retornaría otra vez.

Por mucho años di clases de sanación divina en mi iglesia y sentí que si realmente creemos en Dios, este sana, así que era el momento de poner en practica mi fe, con acción. Me negué a los tratamientos de radiación  y le dije a ambos doctores que no iba a tener ningún tratamiento. Mi doctor me dijo que eventualmente moriría de inanición y pregunto si yo firmaría una forma dándole el permiso de insertar un tubo para alimentación cuando el tiempo llegara.

El cirujano estaba molesto de mi decisión y me dijo que si no tenía la operación volvería en tres meses y solo tendría que ofrecer cuidados paliativos para mi. Aprecie que me estuvieran asesorando, lo que ellos sentían era mejor para mi, pero había hecho mi decisión de creer en Dios para mi recuperación.

Al poco tiempo, un amigo vino a casa con un cesto de vegetales y un DVD. Ella me dijo que enjuagara los vegetales y viera el video. Hice eso, y en el video que describe tratamientos de cáncer alternativos, mi esposa busco por esos tratamientos. Hallamos un sitio en la red acerca de la clínica del Dr. Castillo, leímos los testimonios e hicimos una llamada al Dr. Castillo. El me llamo al día siguiente, discutimos mi condición, y me dijo que viniera a la clínica lo mas pronto posible.

Mi esposa y yo llegamos a la clínica en enero de 2011. Nos impresiono la amistad de su personal, especial mente del Dr. Castillo quien es muy cuidadoso, y compasivo quien genuinamente quiere ayudar a sus pacientes. El emplea bastante tiempo en explicarte tu condición, el programa de tratamiento y lo que puede llegar a hacer por ti. El es un "tirador recto", el te dice lo que es y lo que recomienda.

Al momento de iniciar mi tratamiento, encontré muchas personas que tenían historias maravillosas acerca de la clínica y el éxito hacia los pacientes con casi cualquier tipo de enfermedad. Muchos habían sido diagnosticados terminalmente por sus doctores pero estaban bien muchos años después y algunos habían sanado completamente o estaban libres de  cáncer. 

No puedo decir lo suficiente acerca de mi experiencia en la clínica, Recomiendo a cualquiera que tenga esta clase de enfermedad a llamar al Dr. Castillo y discutir su condición con el. 

Creo que Dios me dirigió a la clínica, porque nuestros cuerpos tienen una habilidad asombrosa de sanarse a ellos mismos, si nosotros tenemos el cuidado de hacerlo. Con la ayuda del Dr. Castillo y su personal, estoy en mejores condiciones que nunca en mi vida. continuare recibiendo tratamientos y mirare a Dios para completar mi recuperación. 

Me dieron 3 meses de vida hace 2 años. Yo soy una de esas personas en la clínica que puede testificar y animar a otros al momento que llegan por primera vez. La clínica provee tanto ayuda física como esperanza en un momento que la gente lo necesita como nunca. 

Tengo 68 años y vivo en Vancouver Canadá; mi teléfono es 604-460-1895 y estaré contento de responder a sus preguntas acerca de la clínica, mis tratamientos o mi condición.


Lorraine Stevens

Grande Prairie AB

(780) 876-4446 

Fui diagnosticada con Retinitis Pigmentosa cuando tenia 6 años. Al paso de los años, perdí la visión nocturna y gradualmente estaba perdiendo mi visión periférica la cual es ahora solo visión de túnel. Renuncie a mi examen de vista anual porque era deprimente ser dicho que siempre que tus ojos empeoraban y no había ayuda posible.

Desesperada inicie a investigar ayuda por mi misma. Estábamos de visita con amigos que habían regresado de la clínica del Dr. Castillo y decían que la clínica realmente los había ayudado. Pregunte si en la clínica trabajaban con ojos y me recomendaron mandarle un correo electrónico al Dr. Castillo. Inmediatamente le mande un correo preguntando si el había tratado a alguien con Retinitis Pigmentosa y si células madre pudieran ayudar en mi condición. A los dos días el respondió diciendo que no había tratado a alguien con mi condición, pero el pensó que con células madre  pudiera frenar la progresión de la enfermedad y acaso pararla por completo. En ese momento pregunte si pudiera verme. El Dr. Castillo me dio cita. Yo estaba excitada.

 Ya que llegue allá tuve mis exámenes de sangre hechos y una cita con el doctor de las células madre. Discutimos acerca de mi tratamiento y procedimiento. Fui asesorada de nuevo en que ellos pensaban que esto pudiera frenar o parar la progresión de mi estado. Dos semanas después de mi tratamiento con células madre  empecé a notar mi vista brumosa así que mi esposo me llevo a una revisión de la vista. El examen revelo que podía leer mas abajo de la tabla de vista con lentes de prescripción que eran de menos fuerza que los lentes regulares. Mi visión había mejorado. Estábamos muy contentos de saber que mis ojos habían mejorado. Cuando terminamos,  inmediatamente le mande un correo electrónico al Dr. Castillo con mis resultados. El me dijo que debía de regresar en 3 meses.

En Marzo de 2012 fui de nuevo a la clínica del Dr. Castillo por mas células madre y un examen de campo para comparar con el nuevo tratamiento de células madre. Regresamos para el nuevo tratamiento en Noviembre de 2012. Lo primero que hicimos fue ir por otro examen de campo con el mismo oftalmólogo que antes. Al comparar el examen de Noviembre con el de Marzo de 2012 encontramos que la visión general era igual y que había ganado en visión periférica. El oftalmólogo dijo que nunca en sus  investigaciones había alguien con mi enfermedad ganado en visión periférica. Ella dijo que debía seguir haciendo lo que estaba haciendo. Estábamos emocionados de mostrar al Dr. Castillo el asombroso resultado. He tomado mi tercer tratamiento con células madre y estoy ansiosa por ver mis resultados de mi examen en Marzo de 2013. Gracias Dr. Castillo y doctores y personal en la clínica del Dr. Castillo por todo lo que han hecho. Estoy agradecida.


PAULETTE NICKEL

BAY TREE ALB CANADA

(780) 353 2464 

Mi nombre es Paulette Nickel y soy de Bay Tree, AB Canadá. En 1995 estuve bastante enferma. Mis síntomas eran una diarrea severa y dolores fuertes estomacales. El doctor dijo que era stress y que no me preocupara acerca de ello, que con el tiempo se arreglaría. Al pasar del tiempo empecé a tener una inflamación en mis ojos y otros problemas. Finalmente fui con el especialista de ojos y el dijo que tenia que checarme para enfermedad de Cronhs, y resulto que eso era lo que tenia. El tratamiento para eso, son esteroides que suprimen el sistema inmune. Así es, como trataron mi enfermedad.

Estuve bastante enferma no solo de mi padecimiento sino también del medicamento mismo. Fui a remisión pero solo durante lapsos cortos de tiempo y volvía a estar enferma de nuevo. 5 años en donde pensé que debía de haber algo mejor. Encontré un anuncio del Dr. Castillo en la revista alive. Llame a la clínica y para mi sorpresa dijeron que el Doctor llamaría de vuelta y así lo hizo. Le pregunte de mis chances de sanar y el dijo que eran muy buenos y que viniera de inmediato. Así lo hice. Estaba bastante enferma y asustada. Llegar a la clínica fue maravilloso. Fui tratada con cariño y amor, me sentí a salvo. Después de 3 semanas de tratamiento comencé a sentirme mejor.

 Al momento de que llegue a casa estaba sintiéndome como una persona nueva. Obtuve mi vida de regreso y lo adoraba. Mi esposo e hijos estaban felices porque podía ser una esposa y madre otra vez. Pero la tragedia toco mi vida de nuevo, mi amado esposo murió en un accidente en la nieve de las montañas. Teníamos 3 meses de estar juntos conmigo en buen estado de salud. He regresado a la clínica para mas tratamientos. Mi salud ha estado bien y he sobrevivido la parte mas dura de mi vida. Eso paso todo en el año 2000. Han pasado 12 años y sigo en buena forma. Fui a la clínica otra vez en el 2009 mi salud estaba bien solo fui a asegurarme de ello. Estoy felizmente casada de nuevo y  en la clínica al momento que escribo este testimonio. Agradezco al Dr. Castillo por darme mi vida de vuelta. 


ALICE PRAGER

PENETANGUISHENE ONT CANADA 

En la primavera de 2005 encontré un punto doloroso arriba de mi  ceja. Mi doctor familiar lo descarto diciendo que no podia ver nada; de todas maneras el lo toco ligeramente con nitrogeno al lado de la costra en la segunda visita a su oficina, él repitió el mismo error. Después de eso, yo insistí en una revisión con un dermatólogo.

El diagnóstico del dermatólogo confirmó el cáncer de piel. Le recetó una crema de quimioterapia. En la visita de seguimiento el médico dijo que estaba curado del cáncer. Descarto mi queja de dolor agudo, y me dio una receta para la crema Elocom

Entonces hice una cita en una clínica ambulatoria en Toronto. Los dermatólogos, echaron un vistazo, tocan el bulto y dijeron: "Todo lo que tienes ahí, no es cáncer, debido a que no está unido al hueso de la cabeza".


Para entonces yo estaba pasando una preocupación emocional! Al final me fui fuera de la ciudad a ver a un médico de medicina general. Él empezó a darme inyecciones semanales pero el dolor continuó y el cáncer visible se siguió extendiendo. Además, mi presión arterial estaba fuera de control.


En septiembre de 2007, fui a Tijuana a la clínica del Dr. Castillo. Después de 21 días de tratamientos el me ayudó con la reducción de la presión sanguínea y con mis otros problemas.


Agradezco al Dr. Castillo y su amable personal, a su experiencia médica y del cuidado que he recibido, que ha mejorado la calidad de mi vida.
  

Alentar esperanza a los demás.


Andreas Miller

Abbotsford BC Canada

604-302-2706

bigerdream@yahoo.com 

Domingo 20 de febrero del 2011 es una fecha que nunca voy a olvidar. Yo acababa de regresar a casa después de un largo día en el trabajo cuando tuve lo que ahora sé que es una convulsión de gran mal . Cuando regrese, estaba rodeado de paramédicos, mi esposa y 4 niños . En el hospital local, una tomografía computarizada me encontró una masa en el cerebro. Una resonancia magnética se realizó lo que confirmó la masa y una cirugía cerebral para extirpar la masa se realizó el 25 de febrero de 2011.

 El diagnóstico: Tumor Cerebral frontal  Izquierdo ( Oligoastrocitoma ) (WHO 2 ) con un componente ampliado nodular. En la siguiente resonancia magnética ocho semanas después el tumor parecía casi el mismo excepto por el nódulo que había crecido en aproximadamente un 30 % . Me dijeron que el 90 % de las personas con este tipo de cáncer vivía cerca de 8 años . El rápido crecimiento de la parte nodular del tumor podría acortar ese tiempo considerablemente.

Sin saber nada acerca del cáncer en ese momento, la noticia de esto me trajo hasta el punto más bajo de mi vida. Aquí es donde mi papá (Martin) intervino e investigó de día y de noche los tratamientos alternativos. Gracias a su investigación y dedicación que fue recomendado por varias fuentes para traerme aquí para ver al Dr. Castillo inmediatamente. Así que con el apoyo de mi esposa (Katherine) y nuestros cuatro hijos , nos dirigimos a Tijuana, México.

El tratamiento: En las próximas tres semanas y media recibi tratamiento y empezó a haber algunos cambios en mi vida . Los médicos y el personal de la clínica me dieron una de las cosas más poderosas que jamás había recibido, ESPERANZA. La clínica y todos los demás pacientes que llegas a conocer durante tu tiempo allí eran increíble . Siempre he creído que cada uno de nosotros tiene una historia que contar . Oí historias personales de gente con diversas enfermedades, pero para mí era las historias de cáncer las que más escuché.

Yo estaba decidido a seguir las instrucciones del Dr. Castillo al 100 % tanto en casa como en las subsiguientes visitas. Como resultado , mi CEA marcador de cáncer han pasado de 3,6 en mayo de 2011 al 0,7 en marzo de 2013. He perdido 60 libras y me siento como una nueva persona. La imagen de la resonancia magnética sigue siendo el mismo hoy y lo más probable es que nunca cambiará mucho . El nódulo se había reducido en un 75 % en el MRI los siguientes dos meses después de volver a casa y estaba completamente ido seis meses más tarde sin ningún tratamiento tradicional para el cáncer.

         Hoy es 6 de marzo del 2013 y mientras estoy aquí sentado escribiendo una pequeña parte de mi historia , pienso en los dos últimos años de mi vida y me da mucha alegría . Por primera vez en mi vida tuve tiempo de calidad con mi padre, durante esa primera visita. Él sigue siendo uno de mis respaldos más fuertes. Estoy muy orgulloso de ser su hijo. Mi esposa Katherine es mi mejor amiga y ha tenido que aguantar mucho el último par de años . Le agradezco enormemente y mi amor por ella es más fuerte que las palabras pueden decir.


Yo soy un gran partidario del Dr. Castillo y su causa. Llame o mande un correo electrónico, pero este preparado, porque CREO !


Linda Tangen

Grande Prairie Alberta Canada

Es con placer y gratitud que les ofrezco mi testimonio del Dr. Castillo y su clínica.
El 17 de marzo 2011 me diagnosticaron carcinoma de páncreas. En 25 de marzo 2011 un cirujano maravilloso en Grande Prairie me salvó la vida con una cirugía llamada "el procedimiento de Whipple". Al regresar a casa once días después, comenzó la siguiente fase de mi viaje, asistí a la cita en la clínica del cáncer para la consideración de la quimioterapia, cada día me siento agradecido por tomar la decisión de asistir a la clínica del Dr. Castillo en cambio, los tratamientos y el conocimiento han guardado mi cuerpo fuerte y saludable, hoy es mi sexta visita de vuelta desde agosto de 2011 y estoy sana y disfruto de la vida al máximo, esta fue la "mejor decisión de mi vida" y lo recomiendo encarecidamente que visitar la clínica del Dr. Castillo sea una parte del viaje de todo el mundo.
Gracias Dr. Castillo y a todo su personal por cuidar de mí con afecto sincero.


Para mayor información o para contactarnos, le sugerimos que llame a nuestros teléfonos de oficina:

Lunes a Sábado

9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Hora del pacífico

 Teléfono:

Desde fuera de México

011 52 (664) 683-5700

Fax:

011 52 (664) 683-6016

Desde México

01 (664) 683-5700

Fax:

01 (664) 683 6016

(619) 872 2449

 Para mayor información acerca de la clínica puede llamar sin costo al:

01-888-90ELDOC

01-888-9035362

Si tiene problemas para comunicarse, por favor contacte a su operadora local.

This page developed and maintained by friends of Dr. Castillo.

friends@drcastillo.com

Inicio de página

Para mandar un correo electrónico al Dr. Castillo:

eldoc@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico al Dr. Rubio:

rubio@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico al Dr. Espinoza:

espinoza@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico a las enfermeras:

enfermeras@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico a la recepción:

recepcion@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico a la Administración:

administracion@drcastillo.com

Para mandar un correo electrónico a la Farmacia:

farmacia@drcastillo.com